gruta.es.

gruta.es.

Descubre la historia de las cuevas de sal de la ciudad de Soledar, Ucrania

Descubre la historia de las cuevas de sal de la ciudad de Soledar, Ucrania

Descubre la historia de las cuevas de sal de la ciudad de Soledar, Ucrania

Si eres un amante de la aventura y de descubrir lugares impresionantes, seguramente las cuevas de sal de la ciudad de Soledar, Ucrania, te van a fascinar. Este lugar es una de las maravillas de la naturaleza más visitadas en Europa, y tiene una historia muy interesante detrás. En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber para planificar tu viaje a esta joya subterránea.

Historia de las cuevas de sal de Soledar

Las cuevas de sal de Soledar están ubicadas en la región de Donetsk, en el sureste de Ucrania. Específicamente, se encuentran debajo de la ciudad de Soledar, que es una urbe minera de gran importancia en el país.

Esta zona siempre ha sido rica en sal, y desde hace siglos los habitantes han extraído este mineral para distintos usos. Sin embargo, fue a finales del siglo XIX cuando se comenzó a explotar el yacimiento de manera más intensiva y se comenzaron a construir túneles para extraer la sal. Durante las primeras décadas del siglo XX, las cuevas ya tenían una extensión significativa y se estaba extrayendo sal a gran escala.

Sin embargo, la historia de las cuevas de sal de Soledar cambió drásticamente durante la Segunda Guerra Mundial. Durante la ocupación nazi, los alemanes utilizaron las cuevas como fábrica subterránea de piezas de aviones y de armamento. Para ello, se ampliaron los túneles y se construyeron nuevas salas. Después de la guerra, la explotación de la sal volvió a ser el principal uso de las cuevas.

En los años 60, comenzaron las primeras visitas turísticas a los túneles, que se fueron popularizando rápidamente. En la actualidad, las cuevas de sal de Soledar son una de las atracciones turísticas más importantes de Ucrania, y han sido visitadas por miles de personas de todo el mundo.

La visita a las cuevas de sal

La visita a las cuevas de sal de Soledar es una experiencia inolvidable. El recorrido por los túneles permite admirar las impresionantes formaciones de sal que se han ido creando por la extracción a lo largo de los siglos. Además, se pueden ver estalactitas y estalagmitas de sal de una belleza única.

Lo más impresionante de las cuevas de sal de Soledar, sin embargo, son las salas. A lo largo de la visita se encuentran inmensas salas con techos de hasta 50 metros de altura que dejan al visitante con la boca abierta. Además, algunas de estas salas tienen formas muy curiosas, que a los turistas les encanta fotografiar.

Pero las cuevas de sal de Soledar no son solo espectáculo visual. También tienen unas propiedades terapéuticas únicas debido a la alta concentración de sal. Por eso, en algunas salas se han instalado espejos de agua en los que los visitantes pueden flotar y relajarse, aprovechando los beneficios del agua salada.

La seguridad es un tema muy importante en una visita a las cuevas de sal de Soledar. La temperatura en los túneles siempre es de alrededor de 14°C, por lo que es aconsejable llevar ropa de abrigo. Además, es importante seguir las instrucciones del guía y no separarse del grupo, ya que los túneles son muy extensos y es fácil perderse.

Cómo llegar a las cuevas de sal de Soledar

La ciudad de Soledar se encuentra a unos 80 kilómetros de Donetsk. Lo más fácil y cómodo para llegar es contratar un taxi desde Donetsk o desde otras ciudades cercanas como Járkov o Dnipró.

Una vez en Soledar, hay que dirigirse a la entrada de las cuevas, que está señalizada en la ciudad. La entrada cuesta unos 8 euros y es aconsejable reservar con antelación, ya que en temporada alta a veces se forman colas.

Conclusión

Las cuevas de sal de Soledar son una de las atracciones más impresionantes de Ucrania y una visita obligada para todos aquellos que quieran conocer la historia y las maravillas naturales que esconde el país. La belleza de las formaciones de sal y las impresionantes salas que se pueden visitar hacen que esta excursión subterránea sea una experiencia inolvidable. Así que no lo dudes, ¡programa tu viaje a las cuevas de sal de Soledar y prepárate para impresionarte!