gruta.es.

gruta.es.

Entra en las profundidades de las cuevas de sal de Polonia

Entra en las profundidades de las cuevas de sal de Polonia
Entra en las profundidades de las cuevas de sal de Polonia Polonia es un país lleno de sorpresas y lugares increíbles para visitar. Una de las atracciones más populares son las cuevas de sal, ubicadas en Wieliczka y Bochnia, al sur del país. Estas cuevas son uno de los patrimonios culturales y naturales más importantes de Polonia y están inscritas en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO. En este artículo te llevaremos a conocer las cuevas de sal de Wieliczka, y te contaremos todo lo que necesitas saber para hacer de tu visita una experiencia inolvidable.

Descubre la historia de las cuevas de sal de Wieliczka

La historia de las cuevas de sal de Wieliczka se remonta al siglo XIII. La leyenda cuenta que un príncipe húngaro, llamado Boleslao el Casto, ordenó excavar una mina en la zona después de que su caballo se detuviera a lamer una roca salina. Durante siglos, la mina de sal fue una de las fuentes más importantes de riqueza de la región y produjo sal para todo el país. La mina fue cerrada en 1996, pero las cuevas de sal todavía se pueden visitar. La visita a las cuevas de sal es una oportunidad única para conocer la historia de la minería de la sal en Polonia y para descubrir las increíbles estructuras que se han formado en las galerías subterráneas a lo largo de los años. Las cuevas de sal de Wieliczka tienen más de 300 kilómetros de longitud y alrededor de 2.000 cámaras, aunque solo unas pocas son accesibles para los turistas.

Entra en un mundo mágico bajo tierra

Para visitar las cuevas de sal de Wieliczka, es necesario adentrarse en la tierra a través de un túnel de más de 700 escalones. Es importante llevar calzado cómodo y ropa de abrigo, ya que la temperatura en las profundidades subterráneas es bastante constante, alrededor de los 14 grados Celsius. Una vez que entras en las cuevas, puedes dejarte sorprender por la magia del lugar. Las galerías subterráneas están decoradas con increíbles figuras talladas en sal, que representan todo, desde la última cena hasta personajes de la mitología griega. Los visitantes pueden caminar por pasillos iluminados y contemplar la belleza de las formaciones de sal, como las cascadas y los lagos de salmuera que se han creado en el interior de las cuevas. En el corazón del laberinto subterráneo, se encuentra la capilla de Santa Kinga, considerada una de las joyas arquitectónicas de Polonia. La capilla es un lugar sagrado para los polacos y ha sido escenario de conciertos y celebraciones especiales.

Información práctica para visitar las cuevas de sal de Wieliczka

El acceso a las cuevas de sal de Wieliczka está limitado a un número máximo de visitantes por día para controlar la cantidad de personas que ingresan en el espacio subterráneo. Es recomendable reservar su visita con anticipación online, ya que la entrada a las cuevas puede agotarse en las temporadas altas. El recorrido turístico dura alrededor de 2,5 horas y se realiza en grupos que son acompañados por guías turísticos experimentados que hablan varios idiomas. No se permite fotografiar en todas las áreas de las cuevas, por lo que es importante seguir las reglas y las indicaciones del personal. Es importante llevar calzado cómodo y ropa abrigada, ya que las cuevas tienen una temperatura constante de 14 grados Celsius durante todo el año. Los visitantes también deben saber que hay escaleras empinadas, así que es importante tener buen estado físico.

¡Explora más cuevas de sal en Polonia!

Las cuevas de sal de Bochnia, alrededor de 40 kilómetros al este de Cracovia, son otra de las joyas subterráneas de Polonia. Incluso más antiguas que las cuevas de sal de Wieliczka, se cree que la mina de sal Bochnia fue explotada ya en el siglo XIII. Las cuevas remontan a una profundidad de 325 metros y tienen más de 240 kilómetros de longitud. Las cuevas de sal de Bochnia ofrecen una experiencia única y emocionante para los visitantes. Los recorridos turísticos, que duran alrededor de 3 horas, incluyen la visita a la cámara principal de sal, donde se ubica una estatua del rey Casimiro el Grande, tallada completamente en sal. Además, los visitantes pueden ver exposiciones sobre la historia de la minería de sal en Polonia y descubrir una antigua enfermería y una sala de menesteres.

¿Estás listo para explorar las cuevas de sal de Polonia?

Las cuevas de sal de Wieliczka y Bochnia representan una atracción turística única en Polonia. Tanto si estás interesado en la historia de la minería de la sal, como si simplemente quieres experimentar algo diferente, estas cuevas son una mistay visitar. Planifique su visita con antelación, asegurándose de reservar su entrada con anticipación, y vaya a explorar las profundidades subterráneas de Polonia.